Los minutos de la basura.

Categorías:

  • Apologia del sedentarismo
  • Gallegos en mi escalera
  • La persegui hasta el catre
  • Las canciones de la sala de fumadores
  • La Vieja Europa
  • Y todo lo demas tambien
  • Archivos:

    <Enero 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5 6 7
    8 9 10 11 12 13 14
    15 16 17 18 19 20 21
    22 23 24 25 26 27 28
    29 30 31        

    últimos comentarios

  • Julia en Solo por eso.
  • Videos en Espero sepan disculparme
  • Viajes en La perseguí hasta el catre. Cap. 3.
  • Videos en A veces pienso que soy un egoista.
  • Cotu en Gomas de pollo
  • Gusman en E intenta ser bueno
  • yo en Gomas de pollo
  • Jose Joaquin en E intenta ser bueno
  • El tío Bob en Horario partido.
  • Xavi en Horario partido.
  • Documentos:

  • Pues eso.

  • Blogalia

    Pelayos

    Todo, absolutamente todo resultaba cercano a la experiencia vital. La de cosas que aprendí allí... a nadar, a montar en bicicleta, los piñones. Aún recuerdo a la mayoría, a los buenos y a los no tan buenos, porque a veces el asunto podía variar de un verano a otro, ese mundo evolucionaba no siempre con la presencia de todos los protagonistas, pero como en todo lo que nos sucede en la vida algunos personajes desaparecen, cambian y aparecen y la narración nunca se detiene. Nos pasan cosas aquí y allí, como a lo demás les anda sucediendo, estemos o no. Pero fueron tantas cosas en un momento iniciático de mi vida, se podía ser dos personas diferentes, siendo siempre la misma, llegar allí y encontrarte con quien tocase ese fin de semana o esos quince dias del verano o aquella Semana Santa o la otra Navidad, grandes concentraciones estivales y fines de semana de invierno con apenas dos amigos con los que compartir una urbanización vacía. Esos días de invierno para mirar por la ventana de la escalera de mi portal la inutil piscina llena de agua inmunda y tablones flotando. Apenas un par de datos sobre nuestra vida en la ciudad y miles de horas para compartir en ese otro lugar que nos tocó compartir, tan pequeño y limitado como cualquier otro y tan maravilloso como pudimos hacerlo alguna vez.

    El tío Bob.

    2006-04-28 07:33 | Categoría: Y todo lo demas tambien | 7 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://tiobob.blogalia.com//trackbacks/39481

    Comentarios

    1
    De: sola Fecha: 2006-04-28 13:24

    Me ha puesto triste tu texto y recordar aquellos dias de la niñez...Yo no tenia ningun sitio donde ir esos dias de vacaciones y claro todos mis amigos si...Asi que yo me quedaba sola en la ciudad deseando que el tiempo pasara veloz para volver a estar con mis amigos....



    2
    De: Anónimo Fecha: 2006-04-29 13:58

    Recuerdo con mucho cariño los veranos en el pueblo en el que la cuadrilla se peleaba para toda la vidad todos los días, pero también recuerdo con cariño esos veranos de adolescencia en la ciudad en la que "algunos" habían ido a veranear a sitios estupendos pero otros intentabamos ligar en la ciudad, mientras comíamos pipas y compartíamos todas las horas del día y las primeras de la noche con los pocos pero buenos amigos que tampoco habían ido a ningún lado.



    3
    De: Moritopititon Fecha: 2006-04-29 13:59

    Ups, era yo



    4
    De: angel the angel Fecha: 2006-04-30 15:55

    Recuerdo veranos de salir a la calle después de la serie del mediodía a darle chutes a la pelota...tardes de piscina, noches de verano en la playa con mi padre y mis tíos pescando y yo con mi antiguo walkman desde la tumbona, creo que ahi nació mi amor por el olor del mar y mi odio por verlo de día lleno de gente que grita...
    recuerdo cuantos días los pasabamos en los billares y en la sala de máquinas del pou d'en felix donde ser rumoreaba que el dueño tenía una metralleta de mano bajo el mostrador...quizás el rumor lo lanzara el mismo...

    y a veces añoraba el colegio, hasta que empezé a suspender y el verano era pa estudiar tb.

    por cierto sola...viviamos cerca...si nos hubieramos conocido ya podríamos haber discutido sobre lo malos que son Radio Futura.
    un beso pa sola (nunca sola) y un abrazo pa mi tio bob al que le debo un concierto en dvd



    5
    De: Xavi Fecha: 2006-05-02 16:45

    Imagino a Bob de niño... y las imágenes se disparan velozmente. Mi infancia son dos perros, una abuela con demencia senil, un hermano, una tarta de cumpleaños con dos unos, el mundial mejicano del 86, unas gafas con un diseño ochentero, canciones de Sabina y Gabinete Caligari, una bicicleta azul, un periquito, un canario, los bocadillos en la hora del recreo, un amigo que se fue muy lejos y unas zapatillas de marca Golfitos entre un montón de pies calzados con Adida's, Nike, Converse y otras marcas que acentuaban mis diferencias.


    P.d. angel, a mí también me debes un dvd... no lo olvides... xD



    6
    De: acidjoke Fecha: 2006-05-09 14:55

    es usted un maldito, acabo de leerlo y me ha atravesado un rayo. me he acordado de muchas cosas de pequeño (aunque tampoco creci demasiado), de la doble vida entre la ciudad y la playa, aquel niño al que miraban raro cuando decia que escuchaba a un tal Joaquin Sabina y a unos tipos llamados Platero y Tú. colarnos en piscinas, robar helados, ver coches que ponian a prueba su amortiguacion en un descampado (luego llego un tal quique gonzalez y escribio palomas en la quinta), hay muchas mas cosas, pero no se puede contar todo.



    7
    De: El tío Bob Fecha: 2006-05-10 06:47

    No nos vendría mal a casi ninguno un par de días de aquellos para eliminar un par de frustraciones... los problemas de la vida lineal unidireccional, supongo.



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.82.29.141 (b08191389d)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © Tio Bob
    Powered by Blogalia