Los minutos de la basura.

Categorías:

  • Apologia del sedentarismo
  • Gallegos en mi escalera
  • La persegui hasta el catre
  • Las canciones de la sala de fumadores
  • La Vieja Europa
  • Y todo lo demas tambien
  • Archivos:

    <Enero 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5 6 7
    8 9 10 11 12 13 14
    15 16 17 18 19 20 21
    22 23 24 25 26 27 28
    29 30 31        

    últimos comentarios

  • Julia en Solo por eso.
  • Videos en Espero sepan disculparme
  • Viajes en La perseguí hasta el catre. Cap. 3.
  • Videos en A veces pienso que soy un egoista.
  • Cotu en Gomas de pollo
  • Gusman en E intenta ser bueno
  • yo en Gomas de pollo
  • Jose Joaquin en E intenta ser bueno
  • El tío Bob en Horario partido.
  • Xavi en Horario partido.
  • Documentos:

  • Pues eso.

  • Blogalia

    Las malas hierbas

    Alguien debería de hablar de las malas hierbas, malas hierbas como Fernando, un hombre de unos 55 años, No muy alto, por no decir bajito y bastante delgado,que cumplía pena de carcel cuando le conocí. Siempre hablaba de lo que haría con su primer permiso... No recuerdo cual era su delito, la verdad, ni siquiera recuerdo si era de los que lo reconocian, o no, eso ya me da igual, la mentablemente ya ni recuerdo su nombre y he tenido que inventarme uno para la ocasión.
    El era ordenanza en el módulo de Ingresos en el Centro Penitenciario Madrid III de Valdemoro, ese era su trabajo, mientras cumplía su pena. Quiere decir esto, que se encargaba de la limpieza de zonas comunes, servía a la hora de las comidas,(Aunque normalmente hay comedores en los módulos corrientes, no es así en Ingresos, que se sirve celda a celda con un carrito que sirve para ese fin)y en general, cualquier cosa que fuese necesaria en ese orden de cosas. Por lo que le recuerdo era un hombre tranquilo, con buena conversación y risueño hasta donde le permitian las circunstancias.
    El moderno C.P. Madrid III en Valdemoro estaba situado a un par de kilometros de la carretera comarcal, justo frente a un desgüace de coches, bastante habituales por esa zona nacía la pequeña carretera que llegaba hasta la puerta de la prisión. Los autobuses sólo llegaban hasta allí los fines de semana, que es cuando salían de permiso los reclusos del tercer grado del edificio anexo y cuando se concentraban las visitas de familiares a los no tan afortunados de segundo o primer grado. Entre semana si salías, por cualquier causa, ya fuera fin de la condena o un permiso, o lo que fuera o venía alguien a buscarte o te bajabas a patita hasta el cruce donde creo había una parada de autobús efectiva.
    Y es que recuerdo que Fernando solo pensaba en salir y que no hubiese nadie esperandole, le daba igual el día de la semana o la posibilidad de autobuses, el quería salir y caminar por los campos de todo alrededor disfrutando de los pájaros, las florecillas silvestres, y lo que el general de los mortales damos en llamar malas hierbas, esas que brotan en los campos descuidados, las espigas y las castañuelas... Soñaba con el momento de sentir el viento en su cara y sentir el aroma a libertad de esos matojos de las veredas... solo quería tomarse el tiempo necesario para si mismo antes de volver a quien sabe que realidad.



    El tío Bob.

    2006-05-25 11:39 | Categoría: Y todo lo demas tambien | 7 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://tiobob.blogalia.com//trackbacks/40265

    Comentarios

    1
    De: sola Fecha: 2006-05-25 13:18

    Bendita libertad!!!!!



    2
    De: Xavi Fecha: 2006-05-25 14:01

    unos que pedimos, que exigimos, que necesitamos y que esperamos tanto... cuando en realidad, lo esencial es aquello que ya dijo un filósofo... aquello que en momentos así, contrastando situaciones, nos ayudas a hacer un poco menos invisible...

    mirando a los demás, todos vemos algo de nosotros mismos...



    3
    De: angel the angel Fecha: 2006-05-25 22:23

    creo que todos buscamos lo mismo...



    4
    De: angel theangel Fecha: 2006-05-25 22:24

    uy escribi el the separado del angel...pero era yo igual.
    un abrazo.



    5
    De: satanik xeff Fecha: 2006-05-26 23:50

    mala hierba nunca muere xD...



    6
    De: Juan Fecha: 2006-06-04 02:48

    El otro día estuve pensando en cuándo se decidió establecer como castigo general el merterle a uno en espacios reducidos. Ante infinidad de castigos posibles (dejando fuera torturas y muerte) xq se eligió ese. Es curioso.

    El aburrimiento mata

    Y la no libertad también

    saludos prenda!



    7
    De: Anónimo Fecha: 2007-03-07 01:59

    ola hahahaha x k ago esto nose haha



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.82.29.141 (b08191389d)
    Comentario
    ¿Cuánto es: mil + uno?

    © Tio Bob
    Powered by Blogalia