Los minutos de la basura.

Categorías:

  • Apologia del sedentarismo
  • Gallegos en mi escalera
  • La persegui hasta el catre
  • Las canciones de la sala de fumadores
  • La Vieja Europa
  • Y todo lo demas tambien
  • Archivos:

    <Julio 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
                1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    30 31          

    últimos comentarios

  • Julia en Solo por eso.
  • Videos en Espero sepan disculparme
  • Viajes en La perseguí hasta el catre. Cap. 3.
  • Videos en A veces pienso que soy un egoista.
  • Cotu en Gomas de pollo
  • Gusman en E intenta ser bueno
  • yo en Gomas de pollo
  • Jose Joaquin en E intenta ser bueno
  • El tío Bob en Horario partido.
  • Xavi en Horario partido.
  • Documentos:

  • Pues eso.

  • Blogalia

    Pequeños detalles de la sociedad actual. Hoy: Los Tuper

    Ese pequeño ingenio de la cocina moderna apto para conservar principalmente alimentos en una atmósfera protectora. Todos los hemos usado alguna vez, por eso sabréis de lo que os voy a hablar... ¿Cuántas veces al, por ejemplo, guardar unas sobras no habéis encontrado un tuper del tamaño adecuado?¿Cuantas veces habéis intentado guardar algo relativamente sólido aun ante la evidencia de que no cabe?¿Por qué nos empeñamos en intentar cerrarlo? Y si es semilíquido, no digamos, te pones perdido, pero lo intentas.

    Y todo esto, ¿porque? ¿Que tratamos de demostrarnos? Es que nadie se escapa de hacerlo alguna vez, forcejear para cerrar algo que no es físicamente cerrable... Yo creo que son como actos reflejos, pero no parte del código genético sino algo adquirido por algún proceso generalizado que no llegamos a entender y que afecta a todos los que tenemos acceso a un tuper. Superpoderes sociales, que hacen que necesitemos afianzar o demostrar algo en nosotros mismos en el intento de un imposible...no se.



    Pero es que realmente todo esto va más allá, fijaros, si alguna situación como las ya descritas se produce con más de una persona implicada, lógico y normal es que el que intente cerrar, se vea increpado con “¿Que no ves que no se puede cerrar?” o similares, que no responden mas que a un gesto de desencanto de las persona o personas que no han tenido la oportunidad de no poder intentar cerrarlo. Porque tener por seguro que la próxima vez es posible que los implicados repitan o incluso que intercambien los papeles, pero seguirá repitiéndose la situación sin fallo, se puede decir que es perfectamente aplicable la propiedad conmutativa, es como una suma donde los números bailan... en el momento de guardar las sobras de la cena.

    Foto robada de este bonito
    sitio



    2006-06-02 07:56 | Categoría: Y todo lo demas tambien | 3 Comentarios | Enlace

    Referencias (TrackBacks)

    URL de trackback de esta historia http://tiobob.blogalia.com//trackbacks/40492

    Comentarios

    1
    De: angel the angel Fecha: 2006-06-05 14:42

    Yo siempre me he preguntado porque coño al meter algo que lleve aceite, como un arroz con un poco de atun, queda todo aceitoso, manchando lo que lleves por ejemplo en la bolsa...
    para que coño sirven entonces?
    para llevar alimentos secos?



    2
    De: parannoia Fecha: 2006-06-05 19:46

    el mejor uso del tuper (también conocido con el nombre científico de tuperware) es, sin ninguna duda, el de llevar alimentos cocinados desde casa de la abuela hasta la casa propia. no sé si se han dado cuenta, a las abuelas siempre les cabe todo en el tuper. puede parecer que en la paella hay arroz para diez, pero sacan un tuper perfectamente encajable en la mochila de la nieta y todo el arroz cabe ahí dentro. el mundo del tuper es muy complejo, y el uso que le dan las abuelas mucho más.



    3
    De: Yo... golondrina... Fecha: 2006-06-13 20:47

    Maravillosos recipientes de plástico que simbolizaron tan maravillosamente una época de mi vida...
    ... y es que teníamos tuper pa todo... (es que hay tuper pa todo)... para guardar la comida, para las herramientas, para los utencilios de costura, para los cassettes, nuestros juguetes, los útiles escolares...
    ... luego mi vieja se dio cuenta de que eran estéticamente "poco apropiados" para nuestro "estilo" y fueron reemplazados por cosas "no plásticas".

    Aun así, puedo decir que sin esos pocillos, mi vida sería un desastre, pues es gracias a su práctica función que puedo alimentarme cada día en el trabajo.

    Igual, el que quepan o no ciertas cosas dentro es sólo cuestión de organización y selectividad... (y de estómago)... y por último, si ya no hay caso, siempre puedes sacar un poco de lo que impide cerrar y luego fijar bien la tapa...

    ...

    ... ojalá se pudiera hacer lo mismo con las relaciones humanas...



    Nombre
    Correo-e
    URL
    Dirección IP: 54.198.170.159 (a3073697d4)
    Comentario
    ¿Cuánto es: diez mil + uno?

    © Tio Bob
    Powered by Blogalia